‘Chicos Salvajes’ de Ca de Bestiar

Lo fortuito de mi existencia en los últimos meses es encontrarme con música que llega de alguna forma a mi bandeja de entrada. Recientemente he tenido un idilio con España, en específico con la escena de Barcelona que es tan rica y diversa. La recompensa de escribir sobre Fata Morgana, Des Ames Libres, SDH o Mandivula, me ha permitido conocer el sonido de Ca de Bestiar, otro proyecto de esa parte del mundo que es intrigante y a la vez catártico.

Todo comenzó con un demo de bajo perfil grabado en 2018; y me refiero a bajo perfil, por su desdeño en la ambición mediática, pero dando un paso muy firme en la cuestión musical. Ca de Bestiar retumba en los oídos con un sonido under inmaculado y frenético. Como un punk sintético oscuro, vanguardista, bailable y obstinado en el pasado.

Ca de Bestiar son un dúo de Barcelona que, inspirados por bandas como Esplendor Geometrico, Liasons Dangerouses, Parálisis Permanente o Suicide, deconstruyen el punk transformándolo en industrial, e inyectándole a su música un ambiente urbano de neurosis, beats y programaciones que inducen a un trance bestial. Han lanzado un EP de seis tracks bajo el auspicio del sello barcelonés Magia Roja, una discográfica que acoge a distintos proyectos con la etiqueta experimental.

El track con el que Ca de Bestiar se presenta al mundo de la música de una manera más agresiva es ‘Chicos Salvajes’ que tiene que ver mucho con la impronta de Suicide en la música, pero que brilla de manera propia gracias a ese toque de ansiedad moderna que le imprimen los implicados en este proyecto. Así, la canción es un pulso electromagnético amplificado que seduce y atormenta con una voz atiplada a razón de música audaz, creada ex profeso para la pista de baile.

 

 

El EP se compones de seis tracks con casi la misma cuota de éxtasis. ‘Seul’ tiene una línea de bajo mortífera que se enlaza a una muy buena melodía. ‘En la Calles’ baja las revoluciones en los compases para hacer una canción que tiene mucho que ver con  el postpunk. ‘La Secta del Perro’ es un viaje por el electro clash con un aura muy dura, muy contundente. ‘Torso‘, el track siguiente, surca el mismo camino del frenesí de ‘La Secta del Perro‘.  Y en el final Ca de Bestiar se guarda ‘Canibalismo Negro’, una decidida canción oscura que produce una atmósfera de pesadilla continua, como una especie de anti música que se puede ubicar en la corriente de la no wave.

Pueden escuchar a Ca de Bestiar aquí y dejar la apatía de la existencia moderna por un buen rato.

https://magiaroja-cadebestiar.bandcamp.com/releases

a3605673458_10
Chicos Salvajes – Ca de Bestiar (Magia Roja – 2019)

 

Reseña: Kælan Mikla y su nuevo LP ‘Nótt eftir nótt’

[David Rangel]

Las damas del hielo han publicado recientemente su tercer álbum Nótt eftir nótt y también han mutado su sonido en una vena electrónica oscura que la banda autodenomina “synth-punk”. Pasaron algunos años desde que Islandia se colocó en los reflectores de la escena musical gracias a sus bandas y cantantes más conocidas: Björk , Gus Gus, Mum y Sigur Ros. En 2016, con cierta resonancia en el ámbito subterráneo, Kælan Mikla hizo su debut con el disco homónimo “Kælan Mikla” y posteriormente- el hasta entonces- inédito “Manadans”, que fue grabado entre 2013 y 2014 pero publicado oficialmente hasta este 2018. Su fama dio un saltó exponencial al ser elegidas por Robert Smith para la edición de este año del Meltdown Festival , cuyo mecenazgo ha dado un sello de aprobación a muchas de las bandas que ahí se presentaron y les ha ayudado a llegar a una audiencia mayor .

 

Esta nueva producción conserva el espíritu glaciar, nórdico, con cierta actitud punk y revestida de gélidos sintetizadores de su trabajo anterior. El corte inicial “Gandreið” comienza fascinante, sombrío, acompañado del coro de sirenas invernales mientras nos traslada a las vastas tierras subpolares. La placa da un salto a “Nornalagið” que nos introduce en un aquelarre synth pop y de toques ochenteros, alternados con momentos de mayor dureza a lo largo de la producción . “ Hvernig kemst ég upp? ” destaca por su energía que continúa en la vena bailable pero en una línea oscura y tintes harsh. “Skuggadans” se mueve en las sonoridades industriales y fáusticas, emparentadas con Das Ich en su sonido y las voces agudas, punzantes y de mayor agresividad sonora. “Draumadís ” una vez más nos invita al baile, con reminiscencias a Miss Kittin y sus ritmos retro y riffs de bajo deliciosos, pieza indispensable para el goth dance.

kalena 2

 

“Næturblóm” de naturaleza coldwave e instrospectiva, de menor intensidad, rica en texturas, en el que las voces distantes nos susurran oscuros sortilegios baja las revoluciones del álbum para elevarse una vez más con la vampírica “Andvaka ” con sus sonidos maquinales se mueve al terreno de los sonidos industriales y synth de los ochentas, con voces dura y rabiosas, al estilo de algunos cortes de “Manadans” de impronta punk. Otro momento sumamente es Nótt eftir nótt (ft. Bang Gang) , una invocación nocturna, cadenciosa envuelta en el misterio producido por la música y los hechizos islandeses de Sólveig Matthildur , Margrét Rósa  y Laufey Soffía, un tema digno de la Walpurgisnacht. En el noveno corte del disco “Dáið er allt án drauma“ cierra con una melodía que no desencajaría con los famosas canciones de cuna islandesas, de sonido tierno y letras siniestras, pero enmarcadas en un brumoso misterio y ambiente lluvioso.

kalena-3-e1542129124467.jpg

Con poco más de cinco años de existencia el trío originario de Reikiavik, ha creado una tercera placa memorable. Una parte del encanto y el aura de que entramos en una dimensión distinta con la música de Kælan Mikla es que sus integrantes han optado por cantar en su lengua materna, alejándose de la tendencia a hacerlo en inglés para tener mayor alcance comercial ( dentro del rango del género) y comprensión. En este caso, y como en muchos otros- por ejemplo She Past Away- la inmensa diferencia lingüística no resta un ápice a su apreciación, más bien es uno de los ingredientes que los hace diferenciables dentro del panorama musical, ya que crea cadencias, sonidos y melodías vocales que no se encuadran dentro de los cánones que impone la hegemonía cultural y económica de los países anglosajones. ‘Nótt eftir nótt’ es sin duda la consolidación del trío islandés y un invitación a los rituales de medianoche y al baile en las tinieblas.