La tierra es plana, lo leí en un blog

Últimamente ha habido un fuerte movimiento promovido por dos compañeros de trabajo que se han aventurado a defender sus argumentos sobre su convicción de que la tierra es plana. Su afirmación tiene que ver con blogs de entusiastas del mundo entero que sugieren una enorme conspiración con el fin de ocultar la realidad de nuestro hogar.

Según esta teoría la tierra es un plato, es tan chata como una planicie y está cubierta por un domo que impediría a los curiosos a comprobar que efectivamente la tierra es plana y tener la evidencia para mostrarla a los demás humanos. Todo ellos sostienen que hay un borde vigilado por una milicia y que no importa el punto cardinal al que uno se dirija, uno siempre llegará a un ambiente polar inhóspito.

Se han atrevido a desmitificar a todas las sociedades de astrónomos del mundo y refutan las evidencias que se han grabado en el espacio exterior como si se tratase de un ejercicio hollywoodense con el objeto de hacernos creer con lentes angulados que la tierra es redonda cuando en verdad no lo es.

Cuando he cuestionado a ambos compañeros juntos o por separado el motivo de la conspiración, ninguno de los dos ha sido capaz de encontrar un argumento que explique esta doctrina o una prueba comprobable por un ciudadano común que refute la redondez de la tierra, nada.

Aún así ellos insisten en alimentar que la tierra es plana como un dogma. Los dos han rechazado curiosamente, las creencias de las religiones monoteístas, sin embargo se han subido en este nueva religión de los tierraplanistas sin oponer resistencia y pasándose de vivos, porque se ha propuesto que la NASA y la ciencia tradicional no les es útil para explicar su nueva creencia, pero aún así gozan de los adelantos tecnológicos como si fuese magia, como si todo eso mismo hubiese llegado a nuestras manos sin ese mismo desarrollo tecnológico que ellos miran como un engaño de los poderosos.

Y después de meditarlo tanto y de tantas discusiones de pasillo no puedo dejar de pensar en tanta gente en el mundo que ha caído en esta tendencia medieval que cada vez tiene más promotores. Admiro esa capacidad de cuestionamiento, y creo que de cierta forma esa curiosidad fue la que alimentó el progreso de nuestra especie. el 99% de las personas que habitamos el mundo, no nos hemos tomado el tiempo de acariciar a la ciencia y utilizarla a nuestro favor, la mayoría nos tragamos cualquier cosa que se publique y no consideramos el poder de la experimentación propia para encontrar la luz del conocimiento. Damos todo por sentado, todo por hecho.

Admiro a los tierraplanistas en su osadía, hace falta más ese pensamiento imaginativo para enfrentar los retos de nuestra civilización, pero tomar como tu fuente principal los blogs de internet sobre las conspiraciones no es de mucho rigor científico. No veo motivos para trivializar la ciencia, tampoco le veo un propósito, pero esto seguirá porque es muy seductor ser un contreras, sentirte que vas a contracorriente.

 

Anuncios