Reseña: Cigarettes After Sex – Cry

[David Rangel]

El cuarteto texano Cigarettes After Sex ha publicado, tras dos años de extensas giras, su más reciente producción Cry. 

La banda ha disfrutado de la aceptación entre los sectores melómanos más variopintos, con su aura melancólica , que muchas veces suenan a una versión andrógina , dream pop de Cowboy Junkies o Mazzy Star, que narran aventuras románticas, sexuales , polaroids de las relaciones afectivas contemporáneas. Tales historias son muchas veces la antítesis del anticuado y cursi “ old fashioned lover boy” descrito por Queen, que para aquella época ya era un personaje extraño, anacrónico , aunque  la música de los texanos no esté exenta de pasajes estrictamente apegados al canon del eros del pop clásico. El disco abre con “ Don´t let me go” de aires retro, que remite a Julie Cruise y por asociación a David Lynch, tema que no desentonaría en alguna escena de Twin Peaks. En él ,Greg Gonzalez añora un amor antiguo ,lejano en el tiempo : “When I was young I thought the world of you /You were all that I wanted then /It faded & I never saw you again,
But I won’t forget the love we had. ”. En el track dos “ kiss it of me” , el vocalista nos presenta la historia de un frustado amante que reclama:
“ Could you love me instead of all the boyfriends you get?
Know I’d make you forget about all of those rich fuckboys ? “. Una historia en la que cuestionablemente el protagonista lamenta ser el chico bueno, enamorado de la persona incorrecta y frívola. Más estándar en contenido, más accesible y radial “ Heavenly” es una canción pegajosa y reminiscente al pop de los años cincuenta. Soñadora y digna de un jukebox en medio del desierto texano en la que Gonzalez susurra : “Because this is where I want to be/Where it’s so sweet & heavenly /I’m giving you all my love”. “ You are the only good thing in my life” aborda a un hombre en crisis, en el que su amante es lo único bueno en su vida, no es un romance, pero por momentos parece lo más cercano al amor. “Touch” de gran parecido a “Truly” de su anterior disco, se mete en la piel de una pareja que una vez más repite el leitmotiv : una relación carnal es confundida con un vínculo profundo “Couldn’t say you didn’t want me then when we were lying in my bed that night /You were acting like a different person as if suddenly you wanted to just be friends” . “ Hentai” , musicalmente soñadora, tiene como escenario una conversación post coital sui generis “There was a hentai video that I saw /I told you about the night that we first made love /About a girl, who as soon as she made you come /Could show you the future & tell you your fortune” y en medio de la atmósfera idílica  una romántica , muy.a la Morrissey ,idea de morir en un accidente aéreo en medio del mar.

thumb_1446_default_wide

 

Por otra parte el corte que da nombre al disco “ Cry” juega con la honestidad, él confiesa que tarde o temprano dejará a su pareja porque “My heart just can’t be faithful for long I swear I’ll only make you cry “, una dudosa confesión amorosa envuelta en terciopelo musical y cantada inocentemente por un Casanova moderno, una estampa del amor líquido descrito por Bauman. “Falling in love” es la contracara de “Cry” , de cadencia slowcore y guitarras que nos recuerdan a Low, la letra se decanta por el candor de enamorarse y el deseo de estar junto al otro :” Falling in love /Deeper than I’ve felt it before with you, baby / I feel I’m falling in love with all my heart”.

“ Pure” cierra el disco con el tema que musicalmente es ligeramente diverso, en él se describe un encuentro sexual y se enuncian las circunstancias edulcuradas con pizcas de sentimiento: “ When it’s pure, only your love could get me to fall
When it’s deep, gets so hot & it’s so beautiful”.

Musicalmente “Cry” pierde un poco de frescura respecto a su disco debut y los ep´s. Por periodos el disco se siente que tiene pocas variaciones, que camina en una misma dirección, excepto por los sencillos más accesibles y de sonido más animado. Tal vez se siente muy apegado a la fórmula que ellos mismos desarrollaron, un pop melancólico, exquisito y elegante pero que en esta ocasión no se arriesga a salir de la zona de comfort . Líricamente , el contraste de las historias amorosas –eróticas del primer disco brillaban por hablar de todo aquello que el ideal romántico omite, esta vez, la contraposición de las postales musicales es más tóxico que placentero. Quizá el intento de presentar las múltiples caras que asumen los individuos y las aristas de las relaciones humanas, provoca un efecto extraño. Esta vez la tristeza y el cigarrillo post coital, tiende más a una sensación ambivalente y no al llanto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .