The Cure en su encuentro con Baudelaire

[David Rangel]

La música del llamado postpunk se ha  caracterizado por una estética definida, una actitud heredada del punk de hacer las cosas por ti mismo, en la que no es necesario ser un virtuoso para poder expresarse de manera original. A pesar de compartir tal actitud con su antecesor inmediato,  este último optó, en muchas ocasiones, por tener idilios con la literatura, aspecto que ya había sido abordado por el rock, pero con distintas temáticas y matices, basadas en la fantasía  y diversas  distopías  o vuelos al interior de la psique humana y ensoñaciones visionarias del futuro. Las bandas que emergieron a finales de los setenta se decantaron por otras vetas literarias de corte introspectivo. Tal es el caso de Joy Division  y sus referencias a Gogol, Borroughs, J. G. Ballard o  Dostoievsky. Ian Curtis hizo suyas tales influencias de manera más alegórica y oscura.  The Cure hizo lo propio con el existencialismo en sus opera prima. Inspirados en la obra de Camus “El extranjero “con “Killing an arab” o  “Los ojos de los pobres” de Charles Baudelaire” en “How Beautiful You Are”, retratando un pasaje  clave de la novela del argelino y  una visión sintética del poema del parisino, por mencionar dos de los temas más logrados en este sentido por lo británicos.

En el primer caso narra el instante decisivo en el que Mersault, bajo la amenaza distante de su enemigo, el  inclemente sol, la jaqueca y el absurdo existencial de trasfondo, toma la decisión que lo llevará al patíbulo: asesinar a un árabe en una playa, siendo juzgado  finalmente por su persona más que por los actos cometidos;es un tipo inmoral, indiferente , ateo, hedonista, e insensible ante ciertas convenciones sociales.

El segundo caso, la adaptación texto Baudelaire, presenta los rasgos esenciales del poema original en el que se narran las desavenencias entre dos amantes, el desengaño de la ilusión de la unión total entre ambos, a la manera en que Platón relata  tal vínculo originario en el “El Banquete” con el mito del andrógino. Dicha situación culmina en una afirmación amarga. La adaptación de la prosa poética de Baudelaire apunta a momentos precisos que generan la sensación de conjunto y se hacen algunas alteraciones en torno al significado del poema al que se rinde tributo. A continuación se citan extractos del poema original y su correspondencia con la versión de Robert Smith:

“¡Ah!, quieres saber por qué hoy te aborrezco.” “Juntos pasamos un largo día, que me pareció corto. Nos habíamos hecho la promesa de que todos los pensamientos serían comunes para los dos, y nuestras almas ya no serían en adelante más que una”   “Al anochecer, un poco fatigada, quisiste sentarte delante de un café nuevo que hacía esquina a un bulevar, nuevo (…) “Enfrente mismo de nosotros, en el arroyo, estaba plantado un pobre hombre de unos cuarenta años, de faz cansada y barba canosa; llevaba de la mano a un niño, y con el otro brazo sostenía a una criatura débil para andar todavía” “Las tres caras tenían extraordinaria seriedad, y los seis ojos contemplaban fijamente el café nuevo”   “Los ojos del padre decían: «¡Qué hermoso! ¡Qué hermoso! ¡Parece como si todo el oro del mísero mundo se hubiera colocado en esas paredes!» Los ojos del niño: «¡Qué hermoso!, ¡qué hermoso!”

“No sólo me había enternecido aquella familia de ojos, sino que me avergonzaba un tanto de nuestros vasos y de nuestras botellas, mayores que nuestra sed. Volvía yo los ojos hacia los tuyos, querido amor mío, para leer en ellos mi pensamiento; me sumergía en tus ojos tan bellos y tan extrañamente dulces (…)”

“(…) cuando me dijiste: «¡Esa gente me está siendo insoportable con sus ojos tan abiertos como puertas cocheras! ¿Por qué no pedís al dueño del café que los haga alejarse?» ”

¡Tan difícil es entenderse, ángel querido, y tan incomunicable el pensamiento, aun entre seres que se aman!”

The Cure- “ How Beautiful you are”

You want to know why I hate you?
Well I’ll try and explain

You remember that day in Paris
When we wandered through the rain
And promised to each other
That we’d always think the same
And dreamed that dream
To be two souls as one

And stopped just as the sun set
And waited for the night
Outside a glittering building
Of glittering glass and burning light

And in the road before us
Stood a weary grayish man
Who held a child upon his back
A small boy by the hand
The three of them were dressed in rags
And thinner than air
And all six eyes stared fixedly on you

The father’s eyes said “Beautiful!
How beautiful you are!”
The boy’s eyes said
“How beautiful!
She shimmers like a star!”
The child’s eyes uttered nothing
But a mute and utter joy
And filled my heart with shame for us
At the way we are

I turned to look at you
To read my thought upon your face
And gazed so deep into your eyes
So beautiful and strange
Until you spoke
And showed me understanding is a dream
“I hate these people staring
Make them go away from me!”

The father’s eyes said “Beautiful!
How beautiful you are!”
The boy’s eyes said
“How beautiful!
She shimmers like a star!”
The child’s eyes uttered nothing
But a mute and utter joy
And filled my heart with shame for us
At the way we are

And this is why I hate you
And how I understand
That no-one ever knows or loves another
Or loves another.

 

Mientras que el poema de Baudelaire, hace uso de expresiones sutiles, metáforas elaboradas y referencias mitológicas, en ambos textos se conserva la tensión inicial: ambos expresan su disgusto. A uno de los amantes le parece súbitamente que no puede conocer a su amada, le parece un enigma, y toma la forma de un reproche amargo y con cierto enfado.  Un factor diferencial es la abundante descripción de Baudelaire de la ostentación y molicie humana, principalmente en comparativa con los desposeídos del mundo.  Y el término de la situación idílica se da raíz de la discrepancia entre los puntos de vista y la sensibilidad dispar respecto a la miseria de los otros.

En la versión de Smith, la riqueza se encarna en la belleza femenina e implícitamente en las diferencias de clase social, que se entienden casi como una parábola, tangencialmente, en la que la mirada de los pobres se centra en la beldad. La divergencia y decepción es producto de motivos análogos a los de Baudelaire, aunque de manera más vaga y sugerida.

Finalmente ambos son similares nuevamente en su conclusión, siendo matizados por las inferencias finales: para el poeta parisino, la aserción señala la dificultad de conocer al ser amado en la esfera más íntima e inaccesible: el pensamiento. Aquella zona que siempre está velada por la mediación del lenguaje y que es impenetrable incluso para los amantes devotos, resultando en una amarga queja semi solipsista.  Para el británico las cosas son más drásticas y tajantes. La conclusión es: el amor es ilusorio, una quimera, imposible. La otredad: incognoscible, por siempre inalcanzable en el espacio más inmediato en la que nos apercibimos, el pensamiento y el sentir; y en el que se anhela establecer vínculos con seres afines.  Años más tarde George Steiner formularía esta situación de manera sobria y brillante en su tercera (posible) razón para la tristeza del pensamiento: “Ninguna proximidad, ya sea biológica (los gemelos idénticos o siameses representan un caso límite), emocional, sexual, ideológica, ya sea la de toda una vida de coexistencia doméstica o profesional compartida, nos permitirá descifrar más allá de la incertidumbre los pensamientos de otro”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .