Black Flag en el Foro Independencia (la crónica de un adolescente tardío)

  • [Brad Pig]

Ya que terminó el concierto, escuché a un genio con muletas decir que era la mejor banda de covers de Black Flag. Después de todo, es la banda de Greg Ginn; es sólo de él ese estilo desgarbado de tocar la guitarra con exageraciones atípicas del punk. Y sí, tal vez si Rollins no se hubiera alejado de la música sería un deleite ver su energía. Sin embargo, hay que ponerle buena nota al performance cumplidor de Mike Vallely, un atleta profesional del skate que siempre profesó un gusto por esa mítica agrupación y ahora demuestra su hardcore para materializar el sueño de muchos, al ver un cuarteto con el nombre de Black Flag  tocando en el ya muy laureado Foro Independencia.

En la puerta de entrada al foro, aguardaban unos cuantos -mezcla de juventud, afición por las patinetas y vejez prematura- que se la pensaban para entrar. Fue una lluvia ligera la que obligó a la mayoría a ingresar para resguardarse. Adentro me encontré con “El Chipote”, un amigo  de alguna época distante en la que éramos idealistas y queríamos transformar al mundo; de eso sólo nos quedó el descontento, porque ahora tenemos más apatía, pero la amistad sigue intacta como en esos días de la prepa en la que compartíamos música de La Polla y Eskorbuto. Luego de un par de cervezas, la luz de trabajo se disipó entre la iluminación del escenario para abrirle paso a la distorsión de ‘Depression’ en un estallido efímero de slam y cabezas en movimiento. Un viejo lesbiano del cual prefiero omitir su nombre, arrojó un vaso semi vacío hacia el frente, pero el vaso sólo consiguió impactarse de lleno contra una columna; por  fortuna la incomodidad del momento duró unos cuantos segundos.

 

“White Minority” suena tan vigente como en 1981, ahora que el mundo se ha desquiciado y la disputa, miedo y racismo de gran parte de la América blanca contra la migración y los afroamericanos es más que evidente y la irónica letra lo sigue denotando. ‘Black Cofee‘ fue un punto de inflexión que vino a hacer más turbio el aire y más enérgica la noche. La oda a la droga moderna más usada en el mundo fue un detonante para los que brincoteaban en el ruedo. Y justo enseguida “Gimmie, Gimmie, Gimmie”, para hacer más evidente la añoranza de Henry Rollins y un Vallely diligente que revivía este clásico del ‘Damage‘.

‘Six Pack’es el himno de las cheves banqueteras, de los tiempos de ocio, de los músicos “slackers” que sobreviven firmes tocando, pero con el bolsillo casi vacío. En el Foro cuando sonó esta canción, cada uno de los que estábamos ahí, acentuábamos el estribillo cuando  se repetía ‘six pack’…

En el epílogo de su setlist quedó la complacencia más ponchada. ‘Can’t Decide’, ‘Nervous Breakdown’ y ‘Rise Above’ fueron en sus respectivos momentos el climax inmejorable de la tocada y la fuerza centrífuga revolucionada del slam. El sudor escurriendo y los rostros de felicidad ya eran dos rasgos distintivos de la noche.

El final fue un cover de ‘Louie Louie’ -tal vez la canción más homenajeada en la historia del rock-. Y luego de esto los músicos se retiraron para siempre, a pesar de los vanos intentos para que volvieran para dar algo más. No se pudo. Me dieron ganas de patinar y tener quince años de nuevo, pero la dura realidad es que sólo soy un Godínez que fue a ver a Black Flag en una noche de jueves.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.