Bizou y un encantador EP debut

[Beto Sigala]

Las canas en mi barba anuncian más canas todavía, y en mi horizonte no tan lejano, quizás un vello facial que le haga homenaje a Papá Pitufo. No es tan malo ser un odioso adulto o un bien afianzado chavorruco, después de todo, he sido testigo de muchos cambios en el mainstream de la música y recuerdo con algo de pena, pero también con nostalgia aquella época en la que bandas como Curve, Crane o Las fascinantes morras de Veruca Salt inundaban la frecuencia de Mtv en una rotación que ahora sólo podría darse en alguna sección empolvada de VH1.

La banda angelina Bizou formada por cuatro féminas (entre ellas Nicole Fiorentino ex Smashing  Pumkins ) y un vatillo, se echa un clavado en ese momento de los noventas en que el rock alternativo dominaba al mundo y en el que hasta las bandas oscuras guiñaban un poco con lo que sucedía con el grunge. (Ahora que lo veo a la distancia, tal vez el rock se extravió en ese punto y ya nunca volvió a sonar tan bien). Bizou tiene la elegancia casual de una banda que centra lo suyo en crear buenas melodías con un bajo que muerde los orificios auditivos, adornos en la guitarra y sintetizadores diseñados ex profeso para encapsular oscuras emociones con tonadas altamente adictivas, estribillos que se repiten sin fastidiar y la voz de Marisa Prieto en un tono gris, pero muy sexy.

Ellas recién debutaron el año pasado con su acto para chicos goth playeros gracias  al sencillo ‘Call of the Wild´ que logró despertar la curiosidad de muchos, gracias a su sonido que es como la brisa de un paraíso californiano, adornado con vampiros en patineta y el sol de la costa oeste que tortura a los que van vestidos de negro. Pero ha sido en este 2019 cuando se decidieron a lanzar su epónimo EP debut en el que tiran de la cuerda de la nostalgia, pero llegan hasta la superficie con una música de buen equilibrio distribuida en cuatro tracks en el que la canción ´Love Addicts´ brilla de manera muy intensa.

Los snobs dirán que no hay nada sorprendente en Bizou, pero en este mundo loco, ya no hay necesidad de sorprender, y se precisa sólo de corazón y actitud para saber transmitir emociones a través de instrumentos convencionales y tal vez, tener la precaución de evitar el riesgo de que tu acto suene trillado, aunque la onda romántica sea el lugar más común. Justamente Bizou con este EP ha dado justo en el clavo con un estilo  fino que ha sabido mezclar un sentimiento darkie con un toque que lo haga popular/contagioso. Después de todo ese era el punto que hacía tan atractivo el rock de los noventa.

Bizou – Bizou  2019

a0586828912_10.jpg

Un EP debe despetar, sobre todo expectativa; convencer a tu audiencia de que sabes lo que estás haciendo y provocar la chispa de que tu sonido será duradero. Hay mucho de esto en el EP de Bizou, y si viene un LP para esta banda ojala que pueda seguir con la misma línea. Ya han creado un debut muy prometedor.

La nostalgia es negación, y qué mejor que algo de rock oscuro elegante con esquirlas de un pasado mejor para distraer a la mente de tanto embrollo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.