Reseña:’Terra Alta’ el LP debut de Fatamorgana

[Beto Sigala]

Hay ocasiones en que lo único que puede salvar un día de mierda puede ser dejarse llevar por la música; mejor aún si es música bailable y simple que convoque a un estado natural de fulgor orientado por una onda retrowave y una voz simple, pero llena de encanto que hace juego perfecto con melodías electrónicas que harían enrojecer a los gigantes ochenteros de los sintetizadores. Eso es Fatamorgana en muchas formas, uno de los nuevos proyectos surgidos en la escena independiente de Barcelona y nacidos con aires de grandeza.

Fatamorgana es un dueto conformado Patrycja Anna Proniewska (bien conocida como la frontwoman en el fulgoroso acto de Postpunk Belgrado) y Louis Harding, el encargado de hacer música cuyo punto inicial son beats, bajos sólidos y melodías que van construyendo momentos bailables y tienen la intención de reproducirse en puntos de reunión para agitar el alma.

Fatamorgana ya había cautivado a quien esto escribe desde de mayo de 2018, gracias a un clip grabado en un club de Barcelona en el que aparece Patrycja Anna Proniewska haciendo su performance hipnótico en su interpretación de ‘Mirar’. Desde su primer sencillo lanzado en ese año de manera discreta, lograron agitar las aguas, y ahora en los albores de este año han vuelto con el prometido LP bautizado como “Terra Alta”, un frenesí de sencillez synthpop que en su minimalismo guarda un mensaje de enorme belleza. Quizás la mejor prueba es “La Atlántida”, una travesía sónica por paisajes ultramarinos con un coro que se tatúa en la memoria…”La Atlántidaaaaaa”…

 

Desde el arte del disco hay un aura azul que recubre voz, música y ambiente de este álbum; su vibra combina bien la frialdad del coldwave con beats y sintetizadores jubilosos que se replican de manera constante en sus once tracks. No hay nada rebuscado en Fatamorgana, al menos en este lanzamiento, su música trata en todo momento de preservar ese ethos de la distención sónica, repetición programada, estrofas cortas con ideas profundas y un espíritu artístico que ha trascendido también en la parte visual de este proyecto.

a1189379029_10

Desde los primeros minutos de reproducción con el himno “La Atlántida” el disco se encarama en el mismo sonido básico de inicio a fin sin soltar las riendas de lo animoso; en momentos acercándose a la música disco (Espacio Profundo, 10 Minutos de la Tierra), y en otras ocasiones incluso con música más lacónica (La Salida, En el Laberinto de la Pirámide). ‘El Amanecer’ pareciera un homenaje ralentizado a Boys Say Go!, pero esta vaga idea se desvanece mediante una melodía prístina en el teclado. ‘Until’, casi en la parte final del disco, es la única composición en inglés y ‘Universo’ lleva implícito en su nombre un interés por cuestiones menos mundanas con música de la era espacial.

En un mundo en el que ganan terreno los sonidos sobreproducidos y las copias al carbón, un disco como “Terra Alta” se las arregla para figurar con discursos retóricos breves, música simplista y un estilo relajado de synthpop que se torna muy serio gracias al estilo de una mujer sumamente carismática como Patrycja Proniewska. Fatamorgana ha encontrado una fórmula hacia lo que sea que llamemos éxito en 2019, es un estilo alejado de lo barroco que muchas personas adoptarán porque la mayoría de sus canciones son altamente contagiosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.