Entrevista: Milliken Chamber habla de su nuevo álbum ‘Absence’

[Beto Sigala]

Miliken Chamber es un proyecto reciente conformado por dos músicos experimentados y siempre distinguidos por su fijación de crear música electrónica oscura con aires retro y algo de la redención distendida del pop que ayude a pasar los tragos amargos de la tristeza. Recién en 2017 se establecieron como la formación actual con Anna Schmidt y Kevin Czarnik con el EP ‘Lily of the Valley’ en el que se abrieron paso en una muy congestionada escena norteamericana del darkwave. En 2019 han regresado con el LP ‘Absence’, un material cohesivo, con un estilo propio y que a pocas semanas de su lanzamiento ya se siente como unos de los sonidos trascendentes de esta época que es un carrusel de información y sensaciones contradictorias. Tuve la oportunidad de intercambiar ideas con Ann, una mujer que está moviendo al mundo del darkwave con su voz y que comparte la inspiración con un músico muy talentoso como Kevin Czarnick. Es muy interesante conocer a detalle lo que motiva y le da forma a un disco como Absence.

¿Cuál fue la inspiración para la música y letras de ‘Absence’?
Ann Schmidt: Casi toda la instrumentación viene del synth pop de los ochenta. Bandas como Depeche Mode. Estamos interesado en el poder sónico de instrumentos como nuestro roland Juno-106 y el SH-101 que usamos mucho en la grabación de nuestro álbum. No es que necesariamente estamos tratando de sonar retro a algo así, pero es que sentimos que esos instrumentos siguen siendo lo mejor que hay. Con la excepción de ‘Death Will Come’ en la que la letra y la música fue escrita por Kevin, yo escribí las canciones del disco en un aire más personal que en nuestro EP anterior.
En general mi forma de escibir siempre se ha basado en mis batallas con la salud mental como una tema. Durante más de la mitad de mi vida ahora, he sufrido de un condición en la que parte de mi cerebro es híper reactiva, lo que me provoca falsas alarmas de peligro o de intensidad en una interacción. Vivir en este huracán emocional puede causar estragos en mi salud algunas veces, pero por otra parte, me da algo de lo que escribir. Los temas de ‘Absence’ van de los sentimientos de traición al aturdimiento emocional y los traumas en las relaciones humanas. Mi arte me mantiene a flote y me ayuda a usar el dolor de una manera productiva. Entre más llevo la música a mi vida, menos necesito hospitalización o medicamentos para sobrevivir.

Hay muchos proyectos alrededor del mundo dedicados al postpunk/darkwave. ¿Cómo crearon un sonido propio que los convenciera como músicos y como individuos?
Ann Schmidt: puedo decir que muchas de las ideas que tiramos no las hacemos públicas. Somos cuidadosos con el sonido y creamos eso a partir de ser muy selectivos con nuestros propios parámetros y nos apegamos a eso durante el proceso de composición. Así lo hacemos.

Ustedes tienen experiencia en hacer música por separados, pero ¿Qué tan difícil es hacer música juntos e igualar sus conceptos?
Ann Schmidt: es gracioso que preguntes porque ha sido un flujo de trabajo cambiante. Kevin ha sido principalmente un solista con muy pocas colaboraciones. Incluso en proyectos en los que Kevin ha colaborado con otros, él termina por escribir los componentes principales dentro de esos proyectos y permanece en control, siendo selectivo y críticos de cualquiera que contribuya con su sonido, lo que le ha traído buenos resultados. Así trabajamos en Milliken Chamber también, y estoy agradecida y feliz con eso. Él me supervisa para que yo saque lo mejor de mi para este proyecto. Yo disfruto de este ambiente colaborativo de creación y me siento como una artista más completa, como una expresión bien capturada. Estoy orgullosa de mi trabajo cuando es sólo la parte orgánica del sonido. Sin embargo, últimamente, Kevin ha estado enseñándome más sobre esto y ayudándome a refinar mi estilo escuchando, razonando y mejorando. Milliken Chamber estuvo en una brecha inesperada en nuestros dos primeros trabajos. Por un rato, la instrumentación no estaba funcionando porque sentía que Kevin estaba metiendo más capas de las que yo podía manejar. No me vibraron muchas de las ideas de Kevin entre 2017 e inicios del 2018 y no era porque no me gustara el sonido que había creado, pero realmente era porque no había espacio para mi voz en esos tracks, entonces Kevin se vio en la necesidad de crear un proyecto alterno llamado Belladona Grave y sacó un LP doble que generó buena respuesta. Nosotros somos compañeros en la vida así como en la banda, por eso hemos hecho sacrificios y tomado elecciones juntos como escoger entre una gira y una vacación o decidiendo qué tanto espacio le dedicamos a nuestra vivienda para montar un estudio casero que construimos.

 

¿Qué crees que pase con este auge del darkwave, se ven haciendo música en diez años adelante?
Ann Schmidt: para mi como cantante con formación en el teatro, el hecho de cantar en nuestras canciones se siente como si estuviera haciendo un tipo de anti canto. Mi estilo es muy reservado en comparación con todo lo demás que he hecho. Es muy interesante, pero algunas veces es difícil para mi hacer algo a propósito que se sienta defectuoso en la parte vocal. Es la forma en que aprecio a muchos cantantes de este género como escucha, y me parece fascinante y adictivo. Darkwave es nuestro estilo favorito, realmente lo amamos. Lo queremos tanto que hasta hicimos esta banda y estamos emocionado de que ha tenido muy buena recepción. En diez años a la fecha espero que sigamos haciendo música, sería un sueño sobrevivir de nuestro arte. A finales de 2018 cuando nos mudamos de Michigan a Los Ángeles, ambos interrumpimos nuestras carreras de cinco años viviendo de forma decente, para dejar de crear arte en el mundo corporativo y ahora crear arte para nosotros mismos.

Milliken chamber es el punto medio entre la electrónica oscura rebuscada y un pop ejecutado con fineza; todo esto envuelto en masas bien construidas de sonidos sintéticos. En este punto del 2019, hay otros proyectos que oscilan en el mismo universo y que se llevan los reflectores, pero “Absence” es un disco que aunque todavía no tenga la atención mediática debida, resalta por su potencial enorme. Esta banda ha hecho muchas canciones en este álbum con valores de sentimiento y estética muy altos. Por lo pronto vale la pena decir que Milliken Chamber ya es de los sonidos sobresalientes de este año que camina con prisa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.