[Beto Sigala]

La productora musical Hélène de Thoury, mejor conocida como Hante en los escenarios, ha ido capitalizando los años de experiencia y su inspiración de rasgos únicos para continuar la escuela de la coldwave francesa con buenos resultados artísticos. El hecho de que componga en inglés y francés le da un toque aún más universal a su música y ciertamente está sonicamente emparentada estilísticamente con lo que desarrolla su paisano Hørd; música atmosférica con figuras fuertes en los sistentizadores y una membrana dura que permite poco paso de luz y encierra mucha emotividad y dureza sentimental.

La nueva entrega de Hante, ‘Fierce’, es un paso firme en el synthwave, ciertamente con la inspiración de los sonidos de un pasado distante, pero con aroma muy presente a nuestro milenio, al espectro subterráneo del darkwave que continúa echando raíces en cualquier parte del mundo.

Hélène de Thoury ha vuelto con más seguridad creativa, y desde su debut hace algunos años atrás ha sido firme en la orientación de su sonido medular; algo que no busca transgredir por el shock, sino mediante la inducción de sonidos pálidos, y cuya música está más orientada a la alienación y a la estimulación por paisajes abstractos que se van formando a partir de poner atención a sus tracks. Con su nuevo álbum ‘Fierce’, Hante ha explorado una cumbre más alta en cuanto al potencial de su sonido; es cada vez más disfrutable lo que crea y más envolvente la sensación que produce su nuevo material. Tanto es esto, que ahora en su producción impecable se ha apoyado en otros artistas que intervienen para complementar su inspiración.

Hante – Fierce  (Synth Religion – 2019)
a1285959007_10.jpg

En esta ocasión ha recurrido a la voz de la islandesa Sólveig Mattildur (integrante de las nuevas celebridades del darkwave Kælan Mikla) quienes juntas en ‘Unknown’, hacen un juego de voces que suena a conjuro proveniente de alguna tierra alta y misteriosa. Este track por sí solo ha resultado un ejercicio de cooperación que le da un plus al disco. En ‘Nodoby’s Watching’, la onda se torna más cercana a un synthpop ochentero oscuro en el que Hante une fuerzas con el músico parisino Marble Slave; en esta mancuerna han hecho un track memorable que entrelaza lo mejor del tejido oscuro de Hante con la claridad de Slave en una música tersa, en un coqueteo bien manejado con el pop. ‘No Tenderness’ es un pasaje en el que Hante explora en el goth y se hace acompañar por AEtervader, un proyecto Danés de postpunk minimalista que le aporta el sentimiento gélido y una bruma de desesperación. Un efecto similar se logra con ‘The Moon Song’, una canción en la que junto con la voz femenina de Box Von Düe del proyecto alemán Box and the Twins, hacen una oda poética dedicada al misticismo de la luna.

Hante ha hecho un disco que satisface sus emociones, después de todo, el arte es siempre un vehículo personal para la catarsis, y la inspiración siempre viene de las entrañas, de la experiencia; es por eso que los 56 minutos de reproducción de ‘Fierce’ se sienten como un paseo por vivencias de Hélène de Thoury y pequeños discursos sobre una feminidad segura en la que el mundo que crearon los hombres tiene que dejar sus raíces negativas. Su música es poesía estética, es adentrarse en una esfera en donde caben la emancipación, el temor, pero también el deseo de liberación. ‘Fierce’ comunica no sólo con su lírica, también los sintetizadores producen voces y son entes presentes de principio a fin. Hante no necesita héroes, ella se salva sola.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.