El álbum Chroma de 2017 fue un argumento sólido para entrar en el vacío electrónico del músico australiano Marc Dwyer, conocido en los escenarios como Buzz Kull. ‘Into the Void’ expresa la dinámica oscura que comunican tanto en la parte lírica como en los beats, sintetizadores y programaciones el sentir de este músico. Sus canciones  -si no están familiarizados con Buzz Kulll-  son un mundo psicológico lleno de preocupaciones, cicatrices, y un rechazo a la algarabía expresada en estilos como el EBM, el sythwave y el darkwave, que se entrelazan en un hilo fatídico sin luces al final del túnel.

“Chroma” de 2017 provocó un momentum en la carrera de Buzz Kull, quien después de la atención lograda y bajo el auspicio de un sello importante en estos terrenos como AVANT!, ahora su música tiene un aire más global y comienza a ser una figura importante en los circuitos contemporáneos del darkwave. Ahora en la tensión de seguir con el mimo impulso en un segundo intento, ha creado una nueva producción que refleja más de la madurez creativa de sus demonios. New Kind Of Cross 2018 tiene tanto momentos hoscos como pasajes más orientados a la danza macabra, y algunos pasadizos en los que el synthwave toma un estado más suave. Las duras emociones no cesan en ningún resquicio del disco. Buzz Kull ha hecho un álbum que tiene que ver con cuestionamientos cotidianos sobre dilemas como el tiempo, la existencia, la ausencia de esperanza y esa cruz que se lleva como una carga al tener conciencia de que somos seres efímeros y tarde o temprano tendremos el encuentro final.

El ser humano moderno siempre está en una coyuntura por lo que es y lo imaginario. Buzz Kull coloca al vacío como protagonista central; cuando se ausenta la fe, cuando el odio domina a la razón y los clichés mundanos se aferran a lo material para salvar un poco la falta de significado en la existencia diaria. Y todo esto, aunque escrito suena como una lápida que cae sobre los escuchas de la música de New Kind Of Cross, sus beats en contraparte son tan disfrutables como esos sonidos underground de los ochenta que se fueron perdiendo entre cintas mal grabadas, programas de radio alternativa y música de alguna dancetería de la que nunca supiste los tracks que pusieron esa noche. Uno puede optar por cortarse las venas o moverse sin control para sacudir los malos pensamientos.


En un mundo en el que notros somos la incurable enfermedad, la forma más viable de encontrar un camino de salida siempre será el arte. Es muy probable que el arte sólo transforme a unos cuantos, pero es imprescindible lidiar con estas emociones duras para hacerle frente a los anodino de las sociedades modernas. Muchos artistas modernos del darkwave tienen un discurso similar, pero pocos lo logran de una manera tan lúcida como Buzz Kull. Australia, México, Estados Unidos, Europa Central, en cualquier parte de la tierra hay negatividad en ascenso, y Marc Dwyer ha sabido ensamblar un material muy oscuro, de un tenor grueso, con momentos bailables e inteligencia mordaz que sea capaz de reflejar parte de lo que somos los habitantes de un año roto como el 2018.

Escucha New Kind Of Cross de Buzz Kull aquí https://buzzkull.bandcamp.com/album/new-kind-of-cross


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.