[Por Beto Sigala]

Llegué a la música de Los Saicos, gracias a Rabia Sorda, quienes recientemente revisitaron ‘Demolición’, la canción más emblemática de esta banda peruana que hoy es un objeto de culto y una ruptura con la forma en la que se escribió la historia del punk. Los Saicos son un impasse, un encabronamiento contra las cosas que te joden en la juventud, cuando tus demonios están desbocados y necesitas destruir lo que te encuentras a tu paso.

614erACAMoL._SS500

Cuando descubrí a la banda de Detroit Death, pensé que la historia y teoría sobre el punk tenía que reescribirse de alguna manera, a partir de lo que creó ese trío en los setenta. Algunos les han puesto en el lomo la gran carga de ser la verdadera banda seminal del punk, pero sería injusto discriminar a Velvet Underground, The Stooges, New York Dolls, e incluso a los mismos Ramones. Algo similar sucede con Los Saicos, la banda limeña que ha sido un descubrimiento arqueológico para los estudiosos del rock, que a partir de su reciente auge ha desconcertado a los seguidores de Los Pistols y The Clash, The Dammed, o a los Misfits (con los que creo que tienen más afinidad).
Mi padre afirmaba con autoridad que “Resortes” era la inspiración de Michael Jackson para sus rutinas de baile; quizás esto era un falacia, pero en el análisis llamaban la atención los avezados movimientos del cómico del cine mexicano y los rasgos que podían emparentarlo con el rey del pop. Sucede lo mismo con Los Saicos, formados en el Perú de los años sesenta, en una época pacífica de ese país sudamericano, pero con una identidad distinta a todo lo que producía el rock latinoamericano. (En ese entonces muy clavados todavía con los covers de canciones de rock gringas)

En el fondo eran parecidos un poco a The Trashmen, o a los Beach Boys, incluso similares a The Kinks, pero ciertamente más oscuros, más terroríficos y más desmadrosos. Para mi, Los Saicos, tienen una curiosa hermandad con “Los Monjes”, otro caso extraño del rock, sólo que estos originarios de la Ciudad de México. La banda limeña es un suceso muy raro de explicar en estos tiempos en que sería casi muy atrevido recocoer que el punk nació en una urbe peruana, cuando Malcolm McClaren era todavía un jovenzo y los Pistols unos mocosos. La historia siempre estará desequilibrada hacia el rock anglosajón, pero cualquiera que sea entendido en música, podría escuchar que Los Saicos marcan una paradoja en el tiempo, algo que rompe con la estructura, y que incluso en el 2018 sigue llamando la atención, generado culto y poniendo de cabeza a los cánones del punk que ahora han tenido que ceder para darles algo de crédito tardío.

Pancho Guevara, el único sobreviviente de esta banda, ha declarado en constantes ocasiones que el punk no es algo de su agrado y aunque disfruta que muchos jóvenes de ahora se interesen por algo creado hace más de cincuenta años, no se siente indentificado por ningún movimiento. Pero es innegable que esta banda tenía algo de nihilismo, mucho del espíritu destructivo del punk y la dosis suficiente para escandalizar a las conciencias de su época.

El científico Suizo Albert Hormann, mientras investigaba sobre los derivados del ácido lisérgico, se tragó accidentalmente una porción de este compuesto químico y tuvo en consecuencia el primer viaje ácido de la historia. A veces una cosa te lleva a la otra, hay descubrimientos fortuitos también en la música, y en estos días, es agradable imaginar que músicos latinoamericanos como Los Saicos hayan sido tan advenedizos en su lucha personal. No intentaron crear el punk, ellos sólo tocaban lo que les salía del alma, tal como eran. Si ustedes creen que ellos inventaron el punk, están bien en la afirmación, pero si opinan que es una exageración, puede que tengan algo de razón también. Lo irrefutable es que esta banda era diferente a cualquier otra cosa que habitara el mundo del rock durante su corta estancia. Los Saicos eran algo tan magnífico como un grito de furia que te ayuda a pasar los tragos amargos del hastío.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.