SharedImage-80623

[Por Beto Sigala]

Johnny Marr siempre ha sido lacónico en sus pretensiones como artista, nunca ha precisado de atiborrar al mundo con su música, de hecho en ocasiones ha declarado el poco empeño en su carrera en solitario, y sin embargo cada vez que se dedica a componer nos regala riffs que han hecho tan especiales a la leyenda de The Smiths, a su propio camino, al mismo Morrissey y sin duda a todo lo que se precie de ser rock alternativo.

Marr ha vuelto luego de “Playland” de 2014, un disco con un sonido suave que nos dio un tema muy memorable en su lucha individual como ‘Easy Money’ y es una insignia del sonido Britpop. Ese disco no tuvo otra pretensión que sonar entretenido y jovial, pero a pesar de su factura no logró conectar con muchos fans de cepa del sonido de Manchester.

El exguitarrista de The Smiths, en su parsimoniosa forma de crear, ha vuelto este año con nuevo fonograma titulado “Call The Comet” que en su línea vuelve a los fundamentos que él mismo Marr hizo grandes. El disco es una tremenda colección de maniobras melódicas con su guitarra y también posee un sonido teñido por el gris de nuestros tiempos, sin llegar al estado de la total meláncolía y que también busca la redención, la luz al final del tunel.

En ‘Hi Hello’ suena todo ese hermoso pasado de los primeros años del rock alternativo, de la onda que le dio forma al sonido de “Madchester”. Con ‘The Traces’ sucede lo mismo, casualmente esos son dos de los sencillos de este álbum; este último con algo más de dramatismo cinematográfico. ‘Walk Into The Sea’ es una prueba de que mientras Mozz tiene una naturaleza controvertida, Marr por su cuenta elige descontaminarse de la ignominia de nuestros días. Esa es la gran diferencia entre los conceptos que los separan. ‘My Eternal’ suena mucho a post punk; es un deleite, también es un flashback que va acompañado de un sintetizador y es un pasaje enorme del disco.

Marr no necesita innovar, tampoco doblegarse a la nostalgia, y aunque haya lugares comunes en el disco, “Call The Comet” nos demuestra que la guitarra no es un muerto viviente en la música de hoy. El hombre de las grandes ideas en los riffs ha decretado su mayor pieza de ingenio en solitario, y no es que tuviera que demostrarle algo a ninguno de sus excompañeros, o al mundo actual del Indie Rock. Simplemente su creatividad en la música, su forma de ver la vida, su rechazo a lo político,y su retórica lírica y musical provocan que su nuevo álbum sea una fuerte sentencia en la búsqueda de una mejor realidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.