28783153_797924267061839_9126929073778956296_n

Mientras el músico William Maybelline trabaja en el próximo lanzamiento de Lebanon Hanover, el álbum The Ultimate Climax de su proyecto alterno Qual, ha salido bajo el sello Avant Records y como resultado de los célebres encuentros entre el coldwave y el EBM de la vieja escuela.
Desde Sable de 2015, Qual demostró cualidades que no lo confrontan con Lebanon Hanover, pero sin duda lo convierten en una figura más completa en el universo de la música con tonalidades oscuras. Ha demostrado desde ese año que se le da bien el estilo insdustrial y que las mismas sombras cortadas con tijeras que ha utilizado en otros proyectos sobresalen en la superficie de su música con Qual y sus efectivos esfuerzos en solitario.

 

Qual, sin ser una innovación en el género o el resultado de beats y programaciones experimentales, tiene elementos bailables ácidos que invitan al trance, y en general son tan asequibles como los primeros trabajos de Nitzer Ebb o Front 242. The Ultimate Climax, sin duda tiene ese aire del pasado; con pasadisos de difícil acceso y su voz que se extienden a lo largo de los ocho tracks como un estertor que acompaña y retumba durante los minutos de su reproducción.
‘Sea of Agony’, How Many ‘Graves’, o ‘Above Thee Below Thee’, además de ser momentos altos en el disco, demuestran que la lírica de Maybelline siempre encuentra la manera de robarnos la esperanza de este mundo y su desgarradora progresión.
Ayer que escuchaba The Ultimate Climax, pensaba en su diseño y en que su acceso es a veces complicado por el óxido que le corroe y sus ambientes bailables que son siempre propicios para crear un clima de desolación que expresa la derrota de la humanidad. El disco funciona para mi, un reconocido inexperto en este tema del EBM, porque en su estilo es muy reconocible ese elemento furioso que hizo grande a este género en los ochenta; es innegable la elección de Qual por hacer, primeramente un disco que lo convenciera, que lo bifurcará de lo que le habíamos escuchado previamente y que sin darle muchas vueltas lo conecta con sus influencias del pasado.
Estoy convencido que Qual nunca tendrá los reflectores ni los seguidores que tiene Lebanon Hanover, no obstante su espíritu individual y auténtico lo colocan de nuevo como de los creadores de dark electro más convincentes de la actualidad. Los irrenunciables seguidores de la música industrial, pondrán a The Ultimate Climax en un templo metálico donde reinen las penumbras y seguramente le prenderán muchas veladoras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.