27336712_1138053312964225_103802234014233199_n.jpg
Foto: Diego Rodríguez

03/02/2018

[Por Beto Sigala]

Alguna vez fue conocido como el Cine Variedades, un edificio de la década de los 30 que guarda entre sus muros una increíble arquitectura Art Déco y hoy es preservado como un café galería con un foro que sobrevivió a su diseño original de cine-teatro. En ese LARVA del 2018 pudimos ver a Poptone, que no son Love And Rockets, ni Tones On Tail, ni mucho menos Bauhaus, pero que simbolizan la conexión de un enorme pasado de la mano de Daniel Ash y Kevin Haskins, acompañados por el presente en la figura de Diva Dompé, que hace un buen papel tocando lo que creo en el bajo el ausente David J. Obviamente, se extraña a los dos que faltan, (Peter y David) que ya no trabajan juntos desde 2008 y son cuestionados sobre la leyenda de Bauhaus, pero que siempre prefieren dejar casi inmaculado el legado de la más grande banda del Post punk.
Por eso existe Poptone, sin grandes aspavientos, con un mensaje directo y cargado del lado de Tones On Tail y Love And Rockets, con la misma energía de hace tres décadas, con su agudeza y sus discursos vigentes sobre un mundo confuso, siempre con una música en la que prevalece el arte sobre lo vacuo.
Ayer, los pocos o muchos que aparecimos en la noche templada para ver a estas leyendas, pudimos escuchar en vivo temas tan grandes como el cover extraño a Heart Break Hotel, el experimento que significa Twist, la contundencia de Performance y la vitalidad de Go, que revivió entre los más jóvenes gracias a Stranger Things.
Daniel tiene un carisma enorme, verlo en el escenario con la energía que conserva a sus sesenta años me hace sentir viejo y cansado; incluso sentir como Haskins golpea su batería es una forma envidiable de envejecer haciendo lo que amas. Está demás decir que los clímax de una noche perfecta llegaron primero con Lions, cuando el concierto era Joven, después con Ball Of Confusion en un encore sistemático y complaciente, pero con la dosis de encanto suficiente. Casi al final llegó el solitario tema de Bauhaus, Slice Of Live, que nunca será el que más recordemos de la banda original de Northhampton y no obstante es un tema genial sobre las navajas que trae consigo el amor.
Poptone, los riffs de Daniel Ash, la precisión de Haskins y la juventud de Diva, nunca decepcionaron. Guadalajara es muy hermosa cuando quiere y ayer tuvo una noche de hermosa oscuridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.